Juguetes electrónicos: una elección que no fue parte de la infancia de los grandes

Juguetes electrónicos: una elección que no fue parte de la infancia de los grandes

La elección de los juguetes para los hijos antes de que la tecnología irrumpiera con sus tablets, drones y aplicaciones asociadas a todo tipo de juegos se alimentaba de la propia experiencia infantil de los padres, lo que hoy obliga a muchos de ellos a tener más información cuando “de optar por electrónicos” se trata, coincidieron jugueteros, y especialistas.

Todos coinciden en que está claro que a lo largo de la historia los juguetes fueron incorporando nuevos atributos pero nunca como ahora, en que el salto tecnológico provocó una brecha generacional.
“No es cuestión de estigmatizar a los juguetes electrónicos. No hace falta, sería no entender lo que en verdad hay que pretender de un juguete. Tradicional, didáctico, de construcción o tecnológico, será saludable si permite al niño descargar sus fantasías”, dijo a Télam Nora Vinacur, integrante de la Asociación Psicoanalítica Argentina, quien citó a Winnicott.
D.W. Winnicott, el célebre pediatra y psiquiatra inglés trazó una relación entre ‘juego’ y ‘juguete’ que permite distanciar el concepto que para el mercado tiene éste último: si en el juego anida la creatividad, en el juguete deberá quedar anidada la misma lógica, señala una investigación de Acta Académica de la UBA.
“Por tanto, en realidad, el juguete no será un objeto del mercado sino la creación de un niño que será capaz de usar y extraer el valor del juguete que anida en cualquier cosa”, concluye el trabajo publicado por los investigadores.
Para Vinacur, “sea de manera precaria o sofisticada, lo importante es que el niño pueda no sólo entrenerse o aprender (en el caso de los didácticos) sino simbolizar”, es decir, “procesar las situaciones de la vida (traumáticas en distinto grado), lo que sí será saludable para él”.
“Los electrónicos no quedan fuera de esa posibilidad. Pero para saberlo, habrá que diferenciar hasta qué punto el juguete será medio de expresión y simbolización o le provocará sólo ensimismamiento al niño”, advirtió Vinacur, autora de “Parentalidades”, quien explicó que ese proceso se ve más fácil en los pequeños cuando manipulan juguetes concretos y no virtuales.
Según Vinacur que prefiere “no caer en estigmatizar a los nuevos juguetes, las pantallas no siempre provocan ensimismamiento; muchas son muy interactivas y pocas provocan el efecto pasivo que a nosotros nos dejaba boquiabiertos largas horas frente a la TV”, estimó.
Roxana Morduchowski, doctora en Comunicación y autora de “Los Chicos y las Pantallas” dijo a Télam que “las táctiles han llevado a que los más chicos se relacionen con ellas, lo que no es recomendable antes de los tres años”.
“Es mucho más facil deslizar el dedo que presionar botones por eso lo táctil ha achicado el tiempo en que un niño empieza a relacionarse con las pantallas”, sostuvo la especialista de cultura juvenil.
Ahora, “padres y docentes de jardines maternales nos cuentan asombrados que niños de apenas dos años deslizan con toda espontaneidad su dedito por la pantalla de un televisor”, contó Morduchowicz.
“Sabemos por qué lo hacen. Lo táctil ha determinado que el vínculo de los chicos con las pantallas se produzca a los dos años; y ellos -los de cero a tres años- que nacieron en un mundo de pantallas táctiles, creen que todas los son”, explicó la experta en cultura juvenil.
No obstante, “hay tres recomendaciones para que las tabletas y computadoras no sean manipuladas antes de los tres años, lo que está corroborado por estudios internacionales” dijo la especialista y mencionó tres motivos para cumplir con esas sugerencias.
“Favorecer la motricidad, opuesta al sedentarismo que propone la pantalla; que la etapa temprana de la primera infancia que es ‘concreta’, el niño se conecte con la vida real; posponer para más tarde el ingreso al mundo virtual ya que “después tendrá suficientes pantallas en su vida”, enumeró Morduchowicz.
“Las casas argentinas tienen más pantallas que libros, diarios y revistas. Cuando los padres eligen pantallas están eligiendo un tiempo libre virtual para los chicos”, señaló la investigadora.
El consejo es: “no elegirlas para antes de los tres años; después de esa edad, siempre acompañados por un adulto; y a partir de los seis o siete, como instrumento de recreación, medio de información y complemento de la calidad escolar”, detalló la experta.
El mercado del juguete ofrece gran diversidad en tabletas y computadoras para niños de 3 a 9 años llamadas de “aprendizaje”; con pantallas táctiles y Wi-Fi, además de cámaras, y reproductores de MP3, con sus aplicaciones.
Además, la oferta de los electrónicos alcanza a automóviles a control remoto; programas para diseñar moda para muñecas; autitos inteligentes de carrera (para chicos desde los seis); cámaras de alta definición con brújula 3D y conexión wireless-N; y drones (para los de más de 12).
Darío Mermeistein, presidente de la Asociación Argentina del Empresa del Juguete y Afines (AADEJA) sostuvo que “el consumidor va buscar lo que el mercado le ofrece: clásicos, didácticos, de construcción o electrónicos”.
“Antes, la tecnología era sólo luces y sonido; ahora, los electrónicos son más interactivos, con propuestas que incluyen aplicaciones en Internet. Las películas y el merchandising son la novedad”, sostuvo el titular de AADEJA.
Para Carlos Restaino, también de AADEJA, “el comercio multiproducto no ayuda a optar mejor. En 2014, de los 10 importadores más grandes de juguetes, cinco fueron supermercados, uno fue un local de comida rápida; una fue una empresa de golosinas; y sólo dos fueron jugueterías”, aportó el empresario.
“En cuestión de electrónicos, muchos padres se sienten atraídos pero no saben qué comprar. Saber es prioritario, la elección de un juguete con tecnología sofisticada no puede hacerse en una góndola”, completó el juguetero.

Leer mas
En América Latina, los sectores más pobres mejoraron la calidad de sus aprendizajes en las pruebas PISA

En América Latina, los sectores más pobres mejoraron la calidad de sus aprendizajes en las pruebas PISA

Los alumnos del cuartil más pobre de América Latina fueron los que mejoraron en mayor medida la calidad de su aprendizaje en las pruebas PISA, en comparación con todas las regiones que participaron en este examen entre 2000 y 2012.
Así lo evidencia el libro “América Latina después de PISA”, presentado ayer en la Biblioteca Nacional frente a autoridades y referentes de la comunidad educativa nacional e internacional.
La publicación fue editada por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y el Instituto Natura, y su autor es Axel Rivas, investigador principal del Centro.
El libro repasa los resultados de las cinco ediciones de las pruebas PISA desde 2000 y busca desmitificar y “des-explicar” muchas de las afirmaciones comunes que de allí se obtienen cuando se realiza una mirada rápida, informó el Cippec en un comunicado.
Así, entre 2000 y 2012, América Latina fue la región que más aumentó sus resultados de aprendizaje en las pruebas PISA y la que más incrementó su tasa de escolarización en el nivel secundario.
El cuartil de mayor pobreza de la región logró la mayor alza de logros de aprendizaje en todas las regiones comparadas en todos los niveles socioeconómicos.
Durante la presentación expusieron además de Axel Rivas, el director ejecutivo del Centro de Políticas Comparadas de Educación (CPCE) e investigador de la Universidad Diego Portales de Chile, Ernesto Treviño; Pablo Gentili, secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso) y Denise Vaillant, directora académica del Instituto de Educación de la Universidad ORT-Uruguay y presidente del Observatorio Internacional de la Profesión Docente con sede en la Universidad de Barcelona (OBIPD).

Leer mas
El 65% de las personas no consigue ropa de su talle, sobre todo prendas femeninas

El 65% de las personas no consigue ropa de su talle, sobre todo prendas femeninas

El 65 por ciento de las personas tienen dificultad para conseguir ropa adecuada a su talle y de esa proporción el porcentaje llega a 95 cuando se trata de prendas femeninas, reveló una encuesta realizada por la organización Any Body en Argentina.
“Es la única encuesta de su tipo en el país donde además incluimos a los hombres, ya que en las dos anteriores sólo la hicimos con mujeres”, explicó a Télam Sharon Haywood, directora de la organización.
Los resultados indicaron que los jeans y otros pantalones son el tipo de prenda que presenta más dificultades en cuanto a encontrar el taller adecuado.
“Este insumo nos brinda un panorama realista sobre la problemática. Por ejemplo, nos muestra que los talles más difíciles de encontrar son el 42, 46 y 48, que concentran el 60 por ciento de las respuestas”, explicó la dirigente social.
El muestreo también indagó sobre cómo impacta esta realidad en la decisión de las personas de hacer dietas para adelgazar, ya que el 56,73 por ciento consideró que debía bajar de peso.
“Cuando la persona no encuentra ropa adecuada -y no estamos hablando de talles especiales-, se siente mal con su cuerpo y el primer impulso es hacer dieta. Hay sufrimiento ante esta situación”, analizó Haywood.
Los datos numéricos muestran que son las jóvenes entre los 18 y 24 años las que mayoritariamente respondieron que necesitan bajar de peso.
En tanto, el 84,25 por ciento de las personas consideró que su talle real está 2 o mas talles por encima del que perciben como ideal.
Otro dato que aportó la pesquisa es el conocimiento de las personas sobre la ley de talles.
El 45 por ciento de quienes respondieron la encuesta desconoció la existencia de legislación específica, normas que existen en Corrientes, Santa Fe, Mendoza, Santa Cruz y provincia de Buenos Aires.
Esta semana se supo que Mendoza será pionera en la realización de un estudio antropométrico, que se realizará con un scaner fabricado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que permitirá conocer las medidas corporales reales de las personas, con el fin de ayudar a reglamentar la ley de talles de la provincia, sancionada en 2013.
“Es muy buena la noticia que llega desde Mendoza. Es lo que debe hacerse en todo el país para avanzar en una ley nacional. En el Congreso hay 11 proyectos que esperan ser debatidos”, recordó la titular de la ONG.
El muestreo también constató que más del 32 por ciento de los encuestados dijo tener dificultades para encontrar ropa infantil.
AnyBody es una ONG británica creada en 2003 con el fin de prevenir el deterioro de la salud física y mental de las mujeres “como resultado de intentar lograr una ‘perfección’ física irreal e
imposible de alcanzar”, compartió la referente en Argentina.
El objetivo de la organización “es que se reconozca que la problemática existe y que aumente la conciencia y la educación en relación con el tema, sobre todo para el beneficio de la generación actual de niñas y jóvenes”, añadió.
En Argentina comenzó a trabajar en el año 2010 impulsando normativas y realizando distintas acciones que generen conciencia sobre la temática.
La organización es parte de www.EndangeredBodies.org, un movimiento internacional que en marzo último lanzó la campaña online #Gordanoesunsentimiento, petición que logró que se eliminara de Facebook el emoticón ‘Me siento gorda’.
La encuesta abarcó a 885 personas de todo el país, en un rango etario de 12 a 68 años y se realizó entre el 14 de septiembre y el 31 de diciembre del año pasado.

Leer mas
Casi el 6 por ciento de los argentinos padecen asma según un relevamento del Ministerio de Salud

Casi el 6 por ciento de los argentinos padecen asma según un relevamento del Ministerio de Salud

Un total de 871.115 personas padecen asma en Argentina, es decir el 5,98 por ciento de la población, reveló la primera Encuesta Nacional de Prevalencia de Asma presentada hoy en el Ministerio de Salud de la Nación, en el marco del Día mundial de la enfermedad.
El estudio detalla que, si bien la prevalencia del asma en el país alcanza a casi un seis por ciento de la población, ese porcentaje llega al 9.5 por ciento si se toma una definición más amplia, como el asma diagnosticada por médico, es decir 1.383.621 habitantes más.
Estos valores “son similares a los obtenidos por estudios de la Comunidad Europea y en el caso del asma diagnosticado por médico se ubican por debajo de los obtenidos por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)”, informó el Ministerio de Salud en un comunicado.
Además, la encuesta reveló que un 55 por ciento de ataques de asma se produce en invierno y un 48.8 por ciento en primavera, mientras que el 55 por ciento de las personas que dice haber tenido una crisis de asma solicitaron atención en un servicio de urgencia y el 23 por ciento de ellas fue internado.
Asimismo, el estudio estableció que el 46,8 por ciento de las personas que dicen tomar medicación para el asma, sólo la ingieren cuando tienen síntomas.
La encuesta telefónica y de alcance nacional, que fue efectuada entre octubre de 2014 y enero de 2015 entre 1.521 personas de entre 20 a 44 años en 28 conglomerados urbanos de más de 100.000 habitantes, también reveló una fuerte asociación entre asma y antecedentes familiares de padre, madre o hermanos, y presencia de rinitis o alergia.
“Es una gran noticia presentar este primer estudio efectuado a nivel nacional con esfuerzos integrados del Estado y de sociedades científicas acerca del asma, porque habla de la decisión del Estado de trabajar intersectorialmente en materia de salud”, sostuvo el secretario de Promoción y Programas Sanitarios, Federico Kaski.
El funcionario afirmó que los resultados “nos permitirán seguir profundizando las políticas públicas que veníamos desarrollando desde este Ministerio a través del Programa Nacional de Enfermedades Respiratorias Crónicas, desde la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia y desde el año 2002 con el Programa Remediar, que distribuyó de 26,5 millones de tratamientos para casos agudos de asma”.
El asma es una enfermedad crónica del sistema respiratorio que prevalece en los niños y puede ser mortal. Afecta a los pulmones causando episodios de jadeo, dificultad para respirar, presión en el pecho y tos especialmente a la noche o temprano por la mañana.
Cuando los síntomas empeoran se producen las “crisis de asma”, que son crisis respiratorias de corta duración aunque puede haber períodos con ataques asmáticos diarios que pueden persistir varias semanas.

Leer mas
Solo el 30 por ciento de los chicos que se sienten agredidos en Internet pide ayuda

Solo el 30 por ciento de los chicos que se sienten agredidos en Internet pide ayuda

Si bien la mitad de los jóvenes de entre 15 y 17 años se sintieron incomodados o agredidos por alguna foto, insulto, o invitación grosera en Internet, apenas el 30 por ciento pidió ayuda a los padres, lo compartió con amigos o se comunicó con el autor para que saque el contenido publicado, según un informe sobre seguridad y confianza de los chicos en la red difundido hoy.
En tanto, cuatro de cada 10 de los adolescentes encuestados admitió haber participado de alguna acción de acoso o bullying en forma activa o pasiva, y el mismo porcentaje publicó fotos “de otros” sin permiso.
El estudio, que se basó en encuestas a 650 alumnos de escuelas públicas y privadas de la Ciudad de Buenos Aires -entre febrero y abril de este año-, refleja además el grado de confianza de los chicos en Internet, sus preocupaciones y cuánto tiempo están frente a la pantalla.
“Estamos en un mundo visual, poblado de pantallas. Antes, en los años 80 y 90, la preocupación pasaba por cuántas horas pasaban los chicos frente al televisor. Hoy la cuestión se trasladó a la computadora y aunque el 50 por ciento de los chicos se siente capaz de manejar el ciberespacio, la otra mitad admite haber sufrido agresiones”, dijo Roxana Morduchowicz, coordinadora de la encuesta realizada por Microsoft.
El informe señala que “el 50 por ciento de los chicos de entre 15 y 17 años se sintió mal en Internet por alguna agresión que vivieron pero sólo el 30 por ciento dijo haber hecho algo; en tanto, el 70 por ciento “no hizo nada” ante esa situación.
El 20 por ciento de los encuestados se refirió a “fotos o videos violentos” y sobre “sexo”; el 10 por ciento, a páginas web que los incomodaron; el 10 por ciento adujo agresión “por insultos, amenazas o burlas”; y el 10 por ciento restante se sintió ofendido por “invitaciones groseras”.
Del 30 por ciento de esos chicos que dijo “haber hecho algo” en respuesta a esas agresiones, “el 20 por ciento habló con amigos; el 5 por ciento, con los padres; y otro 5 por ciento le pidió al autor quitar el contenido de la página”, detalla el informe.
“El 70 por ciento de adolescentes que no hizo nada es probable que en realidad no haya sabido qué hacer. Una segunda hipótesis puede ser que le de vergüenza mostrar lo que le pasó o que se crea inmune (que nada les va a pasar); o que piense que si le pasa algo malo, va a saber manejarse”, detalló la especialista en comunicación y jóvenes.
Para Morduchowicz, “los padres pueden ayudar y mucho, sobre todo si toman conciencia de que estar las 24 horas conectados expone a sus hijos a más riesgos, y que es útil conocer desde que son chicos el uso que ellos les dan a las pantallas”.
“Una recomendación importante para aplicar cuando los chicos son bien chicos consiste en no equipar la habitación con tecnología sino ubicar las pantallas en las zonas de circulación común de la casa”, explicó, y llamó a los padres a contarles a sus hijos que “quien tiene miles de amigos lo que suban a Internet no sólo va a ser visto por los más amigos, sino por todos ellos”.
En Argentina, 9 de cada 10 adolescentes tienen un perfil en las redes sociales -mayormente en Facebook-, cuatro de cada 10 están las 24 conectados y sólo uno de 10 se conecta menos de tres horas por día.
“El primer uso que tienen los jóvenes de Internet es la comunicación, por eso hay un punto que es clave para estar protegidos: saber que la información es privada hasta que uno la entrega y cuánto más lo hace, más pública se vuelve”, señaló Jorge Cella, el director de Tecnología de la empresa.
El informe reveló además que tres de cada 10 adolescentes “tienen total confianza en Internet y el 20 por ciento guarda toda su información en la web”.
Por su parte, el director Nacional de Protección de Datos del Ministerio de Justicia de la Nación, Juan Cruz González Allonca, afirmó en la presentación que “la perdida de privacidad no puede ser el precio para navegar Internet” y sugirió acudir al sitio www.convosenlaweb.gob.ar para tener un uso seguro de la red.
“Muchos expresan una alta credibilidad hacia Internet, lo que debería ser otra preocupación tanto para los padres como para la escuela, ya que a más credibilidad menos reflexiva es la búsqueda de información”, estimó Morduchowicz.
Aunque confíen en Internet y digan que no les preocupa nada porque saben manejarse, temen “que gente peligrosa se comunique con ellos ( en un 40%); que alguien, con malas intenciones, use las fotos que subieron (30%); y que los burlen o agredan (20%).
Fuente y Foto: Télam
Leer mas