Tarea casa por casa para vacunar la población de Colonia Menonita
,

Tarea casa por casa para vacunar la población de Colonia Menonita

En el marco de las tareas que viene realizando el Ministerio de Salud de La Pampa respecto a la vacunación contra la COVID-19, se desarrolló una campaña de concientización y vacunación destinada a los habitantes de la Colonia Menonita de Guatraché.

El coordinador de la Zona Sanitaria I, Diego Arroyo, en diálogo con la Agencia Provincial de Noticias, detalló  el comienzo de la vacunación casa por casa en los diferentes campos en que se encuentran los pobladores de la Colonia Menonita, zona comprendida en cercanías de la localidad de Guatraché. En esta oportunidad se vacunaron 120 personas con la vacuna CanSino, la cual es monodosis, lo que permite que en única aplicación se complete el esquema.
La Colonia Menonita sufrió uno de los brotes más importantes durante la primera ola de COVID-19 en el año 2020, cuando se diagnosticaron en 10 días más de 140 casos. “Hubo muchos internados en clínica médica en Guatraché o Santa Rosa y pacientes que llegaban a terapia intensiva. En ese momento se abordó de manera muy rápida y temprana, en un trabajo conjunto entre la dirección del hospital local (“Doctor Manuel Freire”), la participación del CODES y el equipo de Salud de la zona. Actualmente vimos que no había vacunados de la Colonia, suponíamos por varios motivos, por la cuestión de la inscripción on-line, o por el desconocimiento, por lo que nos organizamos con las vacunadoras de la Zona I”, indicó Arroyo.
El equipo que se movilizó a la Colonia está compuesto de vacunadoras de Guatraché, Macachín, Alpachiri, General Manuel J. Campos, Miguel Riglos, Tomás M. de Anchorena, Rolón, Ataliva Roca, Winifreda, Catriló y Uruburu, “donde, una vez más, comprobamos la vocación, predisposición y compromiso para realizar esta tarea. Además de las vacunadoras fueron un  psicólogo,un médico, enfermeros y choferes, todo personal de salud perteneciente a los hospitales rurales de la Zona Sanitaria I”.

Concientización:
“se realizó mucha tarea de concientización respecto a la vacunación ya que las personas de la Colonia estaban muy mal informadas con creencias inexactas respecto a las vacunas. Habían escuchado que las vacunas los iban a enfermar de COVID, otros que les iban a poner un chip, otros que tenían miedo al efecto adverso y querían seguir trabajando. Tratamos de desmitificar estas creencias, que no son de ellos, sino que lo habían escuchado. La comunidad nos abrió las puertas de sus casas con una educación para destacar y mostraron confianza con el equipo de Salud, sobre todo a partir del brote” declaró Arroyo
El equipo se organizó para visitar a los diez campos que conforman la Colonia, “nos dividimos en grupos y fuimos casa por casa. La totalidad de esta población es cercana a las 1800 personas, siendo los mayores de 18 años unos 800”, describió. Luego de la charla con cada familia, algunos accedieron a la vacunación y otros manifestaron que lo iban a pensar”.
En la jornada de ayer se vacunaron 120 personas y este trabajo continuará el lunes de la semana que viene. “Nos reuniremos en el casco del campo 6, donde daremos una charla informativa a todos los representantes de la comunidad, para que nos ayuden a evacuar las dudas y los miedos. Les explicamos que disminuyeron los casos graves de enfermedad luego de la vacunación. A partir de ello fueron entendiendo que si se vacunan, tienen menos posibilidades de enfermarse gravemente”, finalizó Arroyo

Leer mas
La enfermera que busca derribar miedos y llevar la vacuna a la comunidad menonita

La enfermera que busca derribar miedos y llevar la vacuna a la comunidad menonita

En una gélida mañana, en la que el viento cala hasta los huesos en medio de un invierno tan pampeano como patagónico, Mónica Mora, enfermera desde hace 20 años del hospital de Guatraché, se levanta temprano para trasladarse a la comunidad menonita Nueva Esperanza, distante a unos 35 kilómetros de esa localidad, a fin de realizar sus tareas sanitarias en contexto de pandemia por la Covid-19, la que además de generar varios casos positivos entre sus habitantes causó la muerte del obispo, el máximo líder de esa comunidad.

La Moni, como la llaman los y las integrantes de esa comunidad, es la única enfermera que ingresa al lugar para implementar el Calendario de Vacunación Anual y en ese transcurrir laboral, a través de los años, se ganó la confianza no sólo de los hombres, dentro de la estructura patriarcal de esa comunidad, sino también de las mujeres, las que poco a poco pese a la limitación del idioma, han generado un vínculo atípico para con una foránea.

La tarea de llevar adelante el cumplimiento del calendario de vacunación anual, dispuesto por el Ministerio de Salud de la Nación a hoy, con el trabajo realizado en todos éstos años, constituye un mero trámite sanitario, pero respecto a a pandemia de coronavirus, poco ha podido avanzar entre los y las habitantes de la comunidad, que mantienen su resistencia “porque no confían demasiado en la vacuna”, según confiesa Mónica a Télam, respecto a la situación sanitaria de la colonia y la actitud frente a la pandemia.

La comunidad menonita Nueva Esperanza, que ocupa unas 10.000 hectáreas y está dividida en unos 20 campos con sus respectivos jefes, está ubicada a 35 kilómetros de la localidad de Guatraché, distante 184 kilómetros de la capital pampeana. Y está formada por cerca de 1.500 habitantes que llegaron en la década de los ’80 y basan su economía en la venta de quesos, embutidos, la fabricación de silos y carros, muebles de cocina, entre otras entre otras actividades relacionadas al campo.

Pese a las características propias de la comunidad, desde sus costumbres hasta la vestimenta, los menonitas no viven aislados y como cualquier pampeano pagan sus impuestos, realizan actividades comerciales, hacen uso de la salud pública y diariamente se los ve por distintos puntos de la ciudad haciendo sus compras con su típica vestimenta.

A estas alturas del siglo XXI resulta casi imposible en el imaginario colectivo pensar en una comunidad donde no se escucha radio, ni se mira televisión o no se usan autos. Tampoco tienen teléfono celular, no usan electrodomésticos que brindan un mayor confort como el aire acondicionado, y sólo utilizan la tecnología para aumentar la producción en cada rubro, como sostén de las necesidades básicas de todos sus habitantes.

Todo está enmarcado en los preceptos religiosos, establecidos como mandatos, que rigen la vida cotidiana de cada uno de los habitantes de esa comunidad, quienes para trasladarse de un lugar a otro, aún hoy utilizan un servicio de flete o prefieren tomar un micro.

En ese contexto, Mónica, que tiene 55 años y es la enfermera de la comunidad desde hace unos 15 años, admite que en todo ese tiempo no sólo logró objetivos sanitarios en general sino que le permitió acercarse a las mujeres, para llevarles información desde el plan de vacunación anual como los controles ginecológicos y métodos anticonceptivos, entre otras consultas.

Cada visita a la colonia es organizada con anterioridad con los jefes de los campos a fin de coordinar día y horario, y ver a todos los que necesitan vacunarse o controlarse. Para su organización, cuenta con una carpeta donde reúne la información de cada uno de los habitantes con su respectiva historia clínica.

Relata que antes iba a las escuelas a vacunar, pero ahora por el frío y la confianza construida, va a la casa del jefe de cada campo, en el que viven unas 20 familias y son los responsables de garantizar la limpieza de los caminos, cobrarle a los padres la cuota escolar y pagar a los maestros, que son ellos mismos.

“He compartido muchos momentos con ellos, hasta almuerzos, son muy amables, y con el tiempo logré que mientras antes no me veían sin la presencia del hombre, hoy vayan las mujeres solas por eso ahora les están enseñando español (manejan un dialecto antiguamente conocido como Plattdeutsch o “alemán bajo”, que casi no existe en otras partes del mundo) y con ellas hablamos del tema de la lactancia por la que hay mucha resistencia, los métodos anticonceptivos, la colocación del Dispositivo Intrauterino (DIU), entre otros temas.

“Para mi es importante que muchos comiencen a enseñarles a las mujeres hablar español, un privilegio que en la comunidad es sólo de los hombres y de unos pocos” señala Mónica quien además destaca que “en el caso de las niñas, van a la escuela hasta los 12 años y después se dedican al hogar, aprenden a coser, bordar, hacer huertas y ordeñar las vacas; mientras que los varones trabajan en el campo con su padre y sus hermanos.

Aplicación de vacunas de acuerdo al Calendario Nacional de Vacunación para bebes y niños y de COVID-19 según el Plan Estrategico realizado por personal del Hospital de Guatrache en la Colonia Menonita

 

Fuente. Telam
(Textos: Rita Soublé. Fotorreportaje: Julián Varela)
Leer mas
Guatraché: Jordan Herbsommer pide por sus derechos a la Comisión Directiva de Bomberos locales

Guatraché: Jordan Herbsommer pide por sus derechos a la Comisión Directiva de Bomberos locales

Tras el rechazo a lo peticionado por Jordan Herbsommer a la Comisión Directiva (CD) de los Bomberos Voluntarios de Guatraché, por haber sido despedido, el joven quiso dejar en claro algunas cosas sobre su situación.
Días atrás, el joven, recibió la contestación a su telegrama reclamando por sus derechos por parte de la presidenta Ana Lia Di Meo.
En el mismo, la Asociación rechaza «su telegrama por falso, inexacto e improcedente. Niego relación laboral invocada como así también niego fecha de ingreso, horario, tareas realizadas y remuneración. Absténgase de manifestar reclamos improcedentes».
Ante la situación que está viviendo, el bombero decidió comunicarse con esta corresponsalía con la finalidad de dar a conocer su versión.
«En mayo de 2019, fui contratado para cumplir tareas de secretariado y de mantenimiento. El salario pactado fue de unos 15 mil pesos mensuales por 15 horas a la semana. Por el costo que acarrea tener a un empleado en blanco, se acordó abrir un monotributo a costo de la
Comisión Directiva de Bomberos Voluntarios y que serviría para blanquear los cheques que salían para pagar el sueldo. Es decir, una solución administrativa a mi precarización como empleado. Según el convenio colectivo del rubro, para un trabajador de estas características debería estar cobrando poco más de 31 mil pesos, aunque nunca hubo un reclamo de mi parte», afirmó.
Tras el paso del tiempo, «en marzo de 2021, se integró una nueva CD encabezada por Ana lía Di Meo y Gerardo Friedel, integrada también por Facundo Verna y Julio Videla. Su primera medida fue despedirme sin mediar palabra, sin causa, sin aviso previo y en medio del rebrote de la pandemia. Se convocó a una reunión con toda la comisión y no se pudo llegar a un acuerdo», especificó.

Intimidación.
Al día siguiente de esa reunión «se comunicaron por teléfono con mi hermano sin mi consentimiento, para negociar mi indemnización, asumiendo que él era mi representante».
Jordan explicó que la CD en vez de reconocer el error optó por otra práctica, embarrar la cancha. «Así que antes de recibir el reclamo formal, se dirigieron a la radio local para quejarse, victimizarse y demonizar al denunciante. Como consecuencia lógica, decidí enviar un telegrama y exigir el cumplimiento de mis derechos».
Recordó que una vez que recibieron el telegrama «volvieron a la radio a seguir embarrando la cancha y también hubo una nota en un periódico provincial. También hubo llamados incómodos a familiares y lo peor, lograron que me despidan de mi otro trabajo. Es decir, fueron a la Municipalidad, no a pedir ayuda para solucionar el conflicto, sino todo lo contrario, fueron a pedir que me despidan por tener conflictos con los Bomberos. Lamentablemente el intendente Sergio Arrese optó por el conflicto, aceptando las demandas de la CD, prohibiéndome el ingreso a las casas de barrio a trabajar».
Tras aducir que desde la CD cortaron todo tipo de comunicación, negando cualquier tipo de diálogo, dijo que «es lamentable ver como una organización con tan buena reputación como Bomberos Voluntarios está siendo manoseada por oportunistas» y agregó que el monto del reclamo «corresponde a lo que exige la ley. Por mi parte acepto volver a trabajar en los términos acordados antes del conflicto, 15 mil pesos por 15 horas semanales, realizando trabajos de secretariado y de mantenimiento».

 

Fuente: La Arena

Leer mas
Gauatraché: Hugo Rau «Ahora conozco un poco más de la mitad de La Pampa»

Gauatraché: Hugo Rau «Ahora conozco un poco más de la mitad de La Pampa»

El guatrachense Hugo Rau sigue con su recorrida en bicicleta por las distintas localidades de la provincia. En los últimos días estuvo por las que corresponden al sur provincial.
«Es el último pueblo que me queda pegadito a provincia de Buenos Aires, así que recorrerlo y reconocerlo porque hace mucho que no vengo. Después La Colorada Chica (Colonia San Rosario) también la quiero conocer de día, porque fui hace unos 40 años a los bailes y después ya no vine más», le dijo el raidista a este diario al arribar a Jacinto Arauz.
Recuerda que era otra época donde no la pasaban bien. «Mi padre tenía una pequeña orquesta, entonces siempre me prendía con ellos a disfrutar un poco de la vieja música. Enrique Rau y Ricardo Willking, más un violinista, otro que tocaba el bandoneón, tenían un lindo grupo, era un época hermosísima y se extraña. Me gustan los bailes», rememoró.
La orquesta andaba por todos lados, «en Santa Teresa, la Vascongada, ellos dejaron en el 84/85 por ahí, después hicieron un dúo de verduleras mi padre y Ricardo Wilking que grabaron un cassette, ‘Testimonio’. Donde más anduvieron es en la Vascongada, allí hacían bailes para las escuelas, en los salones de campo» acotó.
Retomando su actividad actual, Rau manifestó que hizo su primera gira en 2019 por la provincia de Buenos Aires, en Villa Ventana, Sierra de la Ventana, Tornquinst, «ahí estuve 22 días e hice 1.300 kilómetros. Después, el año pasado, no pude salir y retomé las rutas este año, salí el 15 de marzo y volví el 11 de abril a casa, recorrí 39 localidades siempre dentro de La Pampa, 1.780 kilómetros y eso fue la primer gira (tal lo reflejó oportunamente LA ARENA) y ahora estoy haciendo minis giras en los pueblitos pegados a Guatraché.
Rau señaló que, tras un descanso, recorrió Abramo, Santa Teresa, Bordenave, General San Martín, «y hoy toca Jacinto Arauz y La Colorada Chica. Ahora sí puedo decir que conozco un poco más de la mitad de La Pampa, pero también pedaleando ando mejor, me hace muy bien por el tema respiratorio, la mente bien limpia, lúcida, eso para mí es lo mejor, así como puede ser para algunos el trotar, caminar… Para mí la bicicleta es excelente, vas pensando en el momento, el lugar, estás ahí».

-¿Qué es lo primordial que no tenés que olvidarte al salir?
-Lo que no me tengo que olvidar de lo mío, es mi alimentación, porque yo uso muchos suplementos. Hace seis años que cambié toda mi alimentación por el tema de mi enfermedad, eso es lo primero que no me olvido, todos los suplementos, más toda la comida, hay lugares que puedo cocinar donde me lo permiten y otros lugares no, entonces trato de llevar mucha verdura, frutas, semillas, entonces la base es esa. Después la ropa es fundamental, hoy en día gracias a los teléfonos que te conectás mucho con tu familia y después está el resto de las cosas diarias.

Problemas de salud.
Al entrevistado, hace un tiempo le detectaron un enfisema pulmonar. «Cuando anduve tan mal en la metalúrgica… años de tragar mugre y en algún momento te pasa factura como se dice y desde ahí cambié todo. Hice una limpieza orgánica como para ir acelerando el proceso, deporte, aire libre, el sol es clave es algo excelente, da vida, tiene vitaminas, te nutre, el sol es mucho para el ser humano», explicó.
«También la parte alimentaria, arroz integrales, las legumbres, donde no tengo para cocinar consigo pan integral y hago un sándwich pero de verdura, palta, tomate, morrón, lechuga, eso son mis sándwichs», dijo.

-¿Cómo te manejás en esta época tan complicada?
-Con el coronavirus me manejo normal, recorrí buena parte de la provincia, no tuve problemas en ningún lado, me recibieron, en algunos lugares que me vieron bicicletear me invitaron a su casa a cenar y en algunos casos a pasar la noche. No me privo de nada porque tengo que
salir y hacer ejercicio, me gusta hacer trayectos largos y así aprovecho a conocer otros lugares.

 

Fuente La Arena

Leer mas
Polemica Denuncia: Reclaman salario a los Bomberos de Guatraché.

Polemica Denuncia: Reclaman salario a los Bomberos de Guatraché.

Una persona que fue contratada por la Comisión de los Bomberos Voluntarios de Guatraché, para tareas administrativas y por la cual emitía una factura, le inició un reclamo que podría llegar a varios miles de pesos.
Los directivos de los Bomberos Voluntarios guatrachenses recibieron una carta documento de Jordan Antonio Herbsommer aduciendo que desde el 1º de mayo de 2019 «me contrataron laboralmente para realizar la tarea de administración, alquiler y cobro de uso de salón de fiestas
y/o eventos sociales, mantenimiento, etc, de lunes a viernes de 9 a 12 horas, recibiendo una remuneración de 15 mil pesos mensuales (cuando el básico para la actualidad conforme al Artículo 7, 20 inc C y 44 del CCT 736/16, entidades deportivas y civiles, instituciones civiles y deportivas de aficionados sin fines de lucro. Trabajadores administrativos, de maestranza o cualquier otro servicio es de $31.757,34 por una carga horaria de 15 horas semanales».
Más adelante intimó a la comisión «para que dentro del plazo perentorio e improrrogable prescripto por la Ley 24013 proceda a: Regularizar mi situación laboral y previsional efectuando la correspondiente registración en el libro especial previsto por el art 52 de la LCT; denuncie la relación laboral en AFIP y en la obra social correspondiente a mi actividad, efectuando en ambos casos los aportes de ley correspondientes (Art 62-63-79-80 Ley 20744, 24013 y 24241); me haga entrega de recibos oficiales desde mi fecha de ingreso y exhiban la documentación laboral y constancia de aportes jubilatorios y de obra social.
En la misma intimación, Herbsommer exigió que «dentro del plazo perentorio e improrrogable de dos días hábiles me abonen los siguientes conceptos: la diferencia de haberes devengados desde el mes de mayo de 2019 conforme a remuneración actualizada; SAC proporcional;
vacaciones proporcionales y mes de abril».
Además resaltó que «ante la falta de satisfacción a mis reclamos requeridos, circunstancia que conjunta o individualmente serán consideradas graves injurias a mis intereses, haré efectivo el apercibimiento y me consideraré despedido por vuestra exclusiva culpa, emplazándole en consecuencia al pago de las indemnizaciones correspondientes. Hasta tanto se cumpla con lo solicitado, hago aplicación del principio exceptio non adimpleti contractos».

Comisión Directiva.
La presidenta de la Comisión Directiva de los Bomberos Voluntarios Ana Lía Di Meo, confirmó la recepción del telegrama, «por un reclamo salarial, si, de Jordan Herbsommer quien fue contratado como prestador de servicios, por los mismos el emitía facturas», por lo que consideró que no existía relación laboral. Enseguida agregó que «el tema se lo pasamos a la Federación de Bomberos Voluntarios de La Pampa, donde el abogado de Federación está trabajando en ello. Quedamos a la espera de una solución para esta situación».
-¿Los sorprendió el reclamo?
-La verdad sí. Nunca pensamos que alguien quiera perjudicar a una institución tan noble. Seguimos abiertos al diálogo.

 

Fuente La Arena

Leer mas