Opinión: Malvinas – Chauvinismo, chicos, un borracho y un “valiente”.

www.santateresalp.blogspot.com

La Guerra de Malvinas, ante todo, es una herida abierta, que sangra cada año cuando se la recuerda.

Fué un manotazo de ahogado de la dictadura desprestigiada, porque estaban saliendo a la luz las atrocidades cometidas y el Imperialismo yankee le estaba soltando la mano ya que había hecho el “trabajo sucio necesario”, para perpetuarse en el poder apelando al chauvinismo.

Chauvinismo, vale recordar, que contó con la complicidad de los medios de comunicación afines a la dictadura, los partidos políticos patronales y la clase media que llenó plazas como si se tratara de un héroe patriótico el que arengaba desde el balcón de la Rosada en lugar de un sangriento borracho como lo era Galtieri.

Estos mismos que excitados por un pseudo patriotismo alentaban las decisiones de la dictadura son los mismos que recibieron con vergüenza y/o indiferencia a los chicos, ésto sigue pasando aún hoy, que fueron a pelear en una guerra que no era de ellos.

Un párrafo se merece el “valiente” Ángel de la Muerte, el Capitán Alfredo Astiz, que con tanto arrojo se infiltró en las Madres de Plaza de Mayo para señalar a quien de éstas mujeres había que matar; su valentía quedó en manifiesto cuando se entregó a los ingleses sin haber disparado un solo tiro, como lo muestra una de las fotografías de esta nota.

Si habría que representar la Guerra de Malvinas con una imágen ésta debería ser la de un chico convertido (obligado) en soldado acurrucado en las gélidas islas, lleno de hambre, miedo y frío con la muerte acechándolo, sin esperanza y sin futuro junto al fantasma de la Patria llorando por las bestialidades y crueldades que se cometían en su nombre.

 

Osvaldo Rosembach – Santa Teresa – L.P.

Leer mas

Opinión: Posibilidades Legislativas.

POSIBILIDADES LEGISLATIVAS

Partiendo del convencimiento que una de las tantas debilidades que tiene nuestro sistema democrático, cuyo desarrollo ha sido interrumpido por la abundancia de golpes de estado e institucionales en la historia argentina, es el poder ejecutivo, la posibilidad de un recambio de autoridades permite pensar que se puede hacer algo al respecto.

Es cierto, hacen falta decisiones políticas para revertir esta situación, y se ha intentado por estos días en el quehacer legislativo demostrar su capacidad rectora, pero el juego de las mayorías y/o minorías, oficialismo y/o oposición no pudieron o no quisieron hacerlo efectivo.

Hay que hacer al menos una mirada positiva y leer entre líneas la intención de quitarle esas facultades –no democráticas- al poder ejecutivo, para demostrar en la práctica que aún es posible el funcionamiento de la representatividad pública del soberano pueblo.

Sobran ejemplos de esas fallas del sistema, en distintas derogaciones y decretos donde el máximo representante impone sus apetencias, aún cuando entienda que son para el bienestar general, y pierde de vista el funcionamiento cayendo en actitudes que parecen arrogantes e imperativas. Además su recepción positiva sólo puede ser leída como necesidades del clientelismo político, entonces la intención del bien común se disimula en la operativa partidaria.

Nuestro gobernador sabe de esas facultades y a diario aprovecha de ellas para tomar a modo de decisión personal ciertas medidas que generan mayores molestias en el seno de la población pampeana. Su perfil termina pareciendo autoritario apoyado en la confianza de haber administrado distintas jurisdicciones, donde su éxito estuvo garantizado por los saldos positivos en arcas generales.

Hoy representa a toda la provincia y ese perfil no alcanza para satisfacer la mayoría de las demandas, en especial en rubros como el de salud y educación donde hace falta otra estrategia. Además su gabinete solo obedece a sus inquietudes entonces demuestra aún más cuanto debemos hacer por salvar esas falencias ejecutivas.

Por eso es menester interesarnos un poco más del funcionamiento de los distintos cuerpos del gobierno, para entender que son útiles al sistema neoliberal y poco democrático, y poder comenzar a reclamar por nuestros derechos, para que esas posibilidades tengan las respuestas que el pueblo necesita. “No olvidemos, quienes están en el gobierno han llegado a ese sitio privilegiado gracias a nuestro voto y deben dar las respuestas que mejoren nuestra calidad de vida, nos cabe al menos el derecho de la exigencia”.   

Mario Alejandro Higonet, 22/03/2010.-

Leer mas

Opinión: Ausentismo Docente, Hablemos Claro.

Se han dado a conocer por estos días los porcentajes del ausentismo docente en el ámbito escolar nacional, con una fuerte referencia a lo sucedido en ese ítem dentro de nuestra provincia. Un diario provincial lo destacó en un titular de esta semana, quizá con el propósito de instalar un debate en la sociedad, sin tener en cuenta que la mayoría de quienes están ajenos a esta cotidianeidad “no saben de que se trata”.

Es cierto, hay casos particulares donde se produce un marcado ausentismo de algunos docentes por razones distintas y en ciertos casos no debidamente justificadas; en especial por el impacto producido en los alumnos, que muchas veces desconocen a quien encabeza un curso.

Pero para quienes estamos sujetos a la toma de un número de horas en distintos colegios, producto de este nuevo sistema educativo, y obligados a la obtención de muchas horas que garanticen un ingreso al menos afín a cada necesidad, las posibilidades de asistencia se reducen a la contingencia de muchas alternativas que atentan a ella. Somos varios los casos de docentes-profesores deambulando por varios colegios, teniendo pocos minutos para llegar al siguiente turno cuando se dejó atrás un módulo al que volveremos a estar presente sólo otro día de la semana con el único objetivo de cumplir con horarios acomodados en la oferta curricular.

Mientras tanto seguiremos tratando de identificarnos con los alumnos y la institución que apenas advierte nuestro tránsito en pequeños espacios y trata de hacer cumplir las formalidades administrativas.

El docente tratará de cumplir los horarios aceptados y establecidos, mientras transita en el ámbito urbano sujeto a las dificultades conocidas, o movilizándose de una localidad a la otra, con aquel propósito señalado. Esta situación nos expone a muchos riesgos, pero en especial nos desgasta la motivación de identificarnos con los actores y las instituciones educativas; esa fragilidad justifica muchas de las ausencias que se potencian en el perfil de cada uno de nosotros.

No mencionamos la calidad educativa es cierto, queda expuesto ante el panorama expuesto lo difícil de obtener ese objetivo movilizador de muchos intereses y relegado en las contingencias del día a día, y la escasez de posibilidades de revertir una tendencia señalada cada vez más negativa.

Con todo, el ausentismo aparece como una estrategia defensiva y una explicación contundente a los responsables de la educación pública, hoy tan vapuleada a pesar de los discursos oficiales que disimulan en las formalidades la falta de contenido.-  

Mario Alejandro Higonet, 18/03/2010.-
Leer mas

Opinión: Evaluar la Educación

Por Mario Alejandro Higonet.

Estamos en el comienzo de un nuevo ciclo lectivo con las modificaciones conocidas, al menos las enunciadas desde los distintos niveles involucrados con la enseñanza regular. Hubo reuniones de los representantes del ministerio educativo, el gobernador encabezó las mismas, con los representantes gremiales y otra vez quedó instalada en el seno de la sociedad, como única preocupación el tema salarial.

Para la mayoría ajena a los códigos propios del sistema repercute ese tema, cuando en realidad nos preocupa e interesa la calidad educativa, y el reconocimiento a nuestra tarea docente la cual no solo está presente en el ámbito áulico, sino también en el ético comportamiento del día a día y en la tarea específica que transcurre en los hogares, en horarios no rutinarios y en días no laborables.

Lo dije en otras oportunidades: desde que el presupuesto nacional se redujo a un porcentaje mayor al 50% quedó en claro que para los dirigentes políticos, o al menos para quienes son los diseñadores de este proyecto neoliberal, instalado en todas las sociedades occidentales y con mayor ahínco en esta argentina cada vez menos identificada con ese ser, la educación no constituye un ministerio atractivo e interesante. Se ha buscado desde los comienzos de los años 80, la modelación de actores sociales solo interesados en el consumo de la abundante oferta de productos –en su mayoría tecnología- y con escaso o mínimo nivel crítico, lo que contribuye al armado de una masa ignorante presa de una democracia cada vez más débil, pero argumento legal a los intereses de la minoría cada vez más rica.

El último discurso del gobernador provincial refuerza mi análisis a la vez que aumenta la demanda del clientelismo generado por una de las debilidades más pronunciadas del justicialismo: decir que su intención apunta al aumento de contribuciones desnuda esas intenciones.

Saben en definitiva, que la mayoría de nosotros tenemos un compromiso expuesto en la elección de nuestro objetivo: enseñar; claro, es cada vez más difícil cumplir nuestro propósito, y son cada vez más las oportunidades que “hacemos lo que podemos”, y de manera paradójica obedecemos a una sola contención de los alumnos en el aula.

Vuelvo a decirlo: señores padres, vengan a las escuelas y edifiquemos juntos una educación posible y argentina, con argumentos sostenidos en la solidaridad y la participación. Hace 200 años comenzaron a construir un país que en medio de la marea neoliberal, puede volver a recuperar sus fueros.-

Leer mas